33 Razones por las que SIEMPRE serás mi mejor amiga



Loading...

Por todas aquellas veces en las que hemos sido cómplices de risas, secretos y aventuras, que nos han convertido en las mejores amigas, aquí están estas 33 razones que demuestran que nuestra conexión puede perdurar hasta la vejez. Gracias por demostrarme que podemos estar juntas a pesar de las adversidades.

1. Sabes escucharme
Suena como una tarea sencilla, pero muy pocas personas son tan atentas como tú. Te sientas a mi lado mientras hablo, me prestas atención y esperas hasta que termine para responderme. A veces ni siquiera necesitas responderme, tu atención es todo lo que necesito.

2. Me dejas expresarme y me dices cuando estoy obsesionada
Eres una oyente increíble, pero tienes limites cuando mis pensamientos están fuera de control. Hazme saber cuando estoy sobre-analizando algo, para que yo pueda resolverlo de manera saludable.

3. Te confío mis secretos más profundos y tú me confías los tuyos
Sabes todo lo vergonzoso que me ha pasado, y conozco cada cosa extraña acerca de ti. Nunca me he arrepentido de decirte algo, porque se te lo llevaras a la tumba. Nunca trasmitiremos los trapos sucios de cada una, no importa lo que pase, nuestra historia es más profunda.

4. Si tengo que llamarte a las 3 am, me responderás
Si no puedo contactarte, te puedo dejar un mensaje de voz y sé que me llamaras en cuanto te despiertes. Si te envió mensajes de texto después de la media noche, sé que va a ser divertido y no te molestará.

5. Podemos burlarnos una de la otra y nunca nos ofendemos
Siempre te ríes de mi capacidad para subir escaleras sin jadear, de mis intentos desastrosos de peinar mi cabello y de la tendencia a llevar calcetines de diferentes colores. Pero es genial porque yo siempre me burlaré de tu amor por One Direction.

6. Nos ayudamos a trabajar en partes de nuestra personalidad que queremos cambiar
Me recuerdas que, a menudo, me disculpo innecesariamente y que necesito ser más segura; que debería dejar de sentirme culpable por cosas que no puedo controlar, y yo te recuerdo que no seas tan dura contigo misma.

7.  Siempre me cubrirás la espalda
Si alguien esta hablando mal de mí, estarás para defenderme.

8. Sacas mi lado divertido
Podemos hablarnos con acentos extraños durante horas, tener sesiones de baile espontáneas y tomarnos las fotos más ridículas para reírnos.

9. Me prestas tu ropa sin dudarlo
Todavía me dejas usar tus pantalones, a pesar de que te arruiné unos de los más bonitos.

10. Apoyas mis relaciones
Puedes pensar que él no esta bien para mi, que somos impares, incluso puedes decirme que puedo  encontrar a alguien mejor, pero mientras él me trate bien y sea una buena persona, tu estás feliz de que yo sea feliz.


11. Me dejaste dormir en tu cama cuando yo no quería dormir sola
A pesar de que por lo general ronco y revuelvo las sábanas. (¡Lo siento!)

12. Nunca tengo miedo de ser honesta contigo y tú no tienes miedo de serlo tampoco, aunque la verdad duela.
Si piensas que un chico no esta loco por mí, no me dirás cientos de “que pasaría si” para hacer que temporalmente me sienta mejor. Decir la verdad es mucho más útil de todos modos. Somos demasiado unidas para endulzar nuestras opiniones.

13. Sabes exactamente cómo animarme cuando me siento triste
Me contarás algo gracioso, sugerirás que veamos una película o me llevarás a una cafetería increíble. Tú me consuelas si quiero, o me das mi espacio si quiero estar sola. De alguna manera siempre sabes qué hacer y te estoy eternamente agradecida por eso.

14. Puedes alejarme del más serio mal humor
No sé cómo lo haces, pero siempre estás irradiando felicidad, y nunca dejas de hacerme sentir mejor.

15. Me has visto en mi peor momento y todavía me quieres
Cuando me rompieron el corazón, fue un terrible momento. No era yo misma. Afortunadamente, tú reconoces eso y me diste tiempo para sanar.

16. Eres una excelente juez cuando se trata de intereses románticos
Tienes una gran habilidad para leer a la gente, y siempre puedes decirme quiénes son los que valen la pena

17. Podemos pasar tiempo juntas y nunca aburrirnos
Podríamos vernos todos los días, y cada vez sería como una nueva aventura.

18. Cuando nos vemos después de mucho tiempo, es como si nunca nos hubiéramos separado
Aunque estemos viviendo en lugares diferentes y no tengamos muchas posibilidades de mantenernos en contacto, cuando nos volvemos a ver se siente como si nunca nos hubiéramos alejado.

19. De alguna manera nuestros viejos chistes siguen siendo graciosos
Apuesto a que los seguiremos diciendo hasta que seamos abuelas.

20. Cuando estás en una relación, aún continuo viéndote todo el tiempo
No eres de esas amigas que desaparecen cuando tienen una pareja. Todavía nos reunimos para ir a beber, cenar, etc. Por lo general, tu pareja se convierte también en un gran amigo, por lo que los tres podemos pasar un buen rato.

21. Te distraes de tus pendientes para ayudarme cuando lo necesito
Yo también, siempre, voy hacer lo mismo por ti.

22. Siempre me das tu consejo más sincero
Nunca me das expresiones vagas, como: ” todo se arreglará”. En su lugar me dices: ” Creo que si haces esto, resultara así…”

23. Te preocupas por mi familia
Y tu familia también es realmente importante para mí.

24. Parece que sabes lo que es bueno para mí más que yo
La ropa, el maquillaje, las citas, mi profesión…

25.  No sentimos celos en nuestra amistad
Estamos felices una con la otra y siempre celebramos nuestros éxitos.

26. A veces todo lo que necesitamos es el contacto visual para comunicarnos
Sólo tengo que darte “una mirada” y sabrás exactamente lo que estoy pensando. Esto es especialmente útil cuando estamos con un grupo de personas y no podemos expresar abiertamente nuestra opinión.

27. A menudo puedes sentir lo que estoy sintiendo, incluso cuando no lo expreso directamente
Al igual que la magia de nuestro contacto visual, a veces puedes leer mis emociones por la forma en la que estoy sentada en el sofá.

28. Eres la  mejor cupido
Cuando estoy hablando con alguien, sabes exactamente cuando entrar y ayudarme a romper el hielo, y cuando alejarte para dejarnos hablar a solas.

29. Confío en tus instintos a veces más que en los míos
Por lo general, te pregunto qué hacer antes de tomar una decisión, porque me has demostrado innumerables veces que tu instinto habla por sí solo.

30. Rara vez peleamos
Y si lo hacemos nos disculpamos, aprendemos y seguimos adelante. Ni siquiera puedo imaginar estar peleada contigo durante más de un día. Sólo me sentiría extraña y triste.

31.  Crees que me merezco lo mejor, y creo que te mereces lo mejor
Reconocemos el trabajo duro de la otra y sabemos que somos dignas de lo que queremos, ya sea en nuestro trabajo, nuestras relaciones, nuestras familias, y ¡tantas aspiraciones!

32. Prepararnos juntas para salir es divertido
Y lo hacemos el 99% de tiempo. Nos probamos un millón de vestidos diferentes, escuchamos música y nos preparamos distintos cocteles caseros para finalmente salir.

33.  Después de un rompimiento mirarás conmigo televisión mientras comemos frituras
Sabemos que esto es un gran cliché, pero no te preocupa porque ¡me amas tanto!