Joven entró a hospital de Essalud por cálculos en los riñones y salió sin manos ni pies



Loading...

Shirley Meléndez tiene 25 años, nació en Amazonas, llegó a Lima para estudiar Administración, y un día ingresó al hospital de Essalud Guillermo Almenara para atenderse porque tenía cálculos en ambos riñones y salió sin manos ni pies.


El 15 de enero de 2016, Shirley – quien también interpretaba a personajes de dibujos en fiestas infantiles – ingresó al referido nosocomio para que le practiquen una operación en la cual le iban a extraer las ‘piedras’ de uno de sus riñones.

Luego de otras dos intervenciones quirúrgicas más, que se dieron en las siguientes semanas, a inicios de marzo Meléndez fue dada de alta. No obstante, el 12 de ese mismo mes, volvió al hospital e ingresó por Emergencia indicando que no podía orinar.

En ese instante, y ante el problema que venía dando cuenta al personal médico, galenos de Urología decidieron colocarle un catéter. La práctica se hizo – según detalla – en un ambiente que no contaba con los requerimientos necesarios para la misma.

Tras presentar fiebre en las siguientes horas, Shirley Meléndez cuenta que fue inducida al coma. Días después, la junta médica de Urología indicó que le debían amputar sus manos y pies debido a que un virus (ocasionado por la pseudomona aeruginosa) había perjudicado sus extremidades.

El 5 de abril, menos de un mes luego de que le dijeran que se encontraba sana – pese a que unas tomografías, realizadas el 12 de marzo, indicaban que aún tenía ‘piedras’ en los riñones – le amputaron sus manos y pies, y 15 días después fue dada de alta.



Al respecto, el defensor del Pueblo, Eduardo Vega, indicó a Cuarto Poder que existe una demora evidente por parte del hospital en atender el caso de Shirley Meléndez, y que la colocación del catéter se realizó en condiciones inadecuadas. Agregó que, evidentemente, se trata de una negligencia médica.

URÓLOGOS SE DEFIENDEN
Ante las acusaciones, José Arias, jefe del Servicio de Urología del hospital Almenara, negó las acusaciones de la víctima, así como una mala práctica en el caso.

No obstante, un video grabado por la propia Shirley Meléndez, en donde conversa con el médico urólogo Freddy Pacheco, se ve y se escucha cómo este admite – sin conocer que es grabado – que el catéter que le colocaron estaba infectado. Al ser confrontado por el equipo periodístico, aseguró que la paciente interpretó mal su declaración.

Actualmente, el caso es investigado por la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud), aseguró su titular Luis Trujillo. En tanto, Shirley Meléndez – que se desempeña como especialista en Consejería Social en Pronabec – aún no halla respuesta a lo que realmente ocurrió.